Prevenir la legionela: mantenimiento de torres de refrigeración

Condensadores evaporativos de poliéster.

AEFYT (Asociación de empresas del frío y sus tecnologías) define la legionela como una bacteria que habita en el ambiente y está presente en todos los hábitats acuáticos. La bacteria coloniza instalaciones que contengan agua a temperaturas templadas, donde se multiplica. Esas bacterias tienden a trasladarse por el aire en aerosoles (gotas diminutas) y pueden ser inhaladas, llegar a los pulmones y dar comienzo a la enfermedad de la legionelosis, una infección pulmonar con síntomas parecidos a los de la neumonía, tratable con antibióticos.

A raíz de las últimas noticias del brote de legionela ocurrido en Manzanares, Ciudad Real con numerosos afectados y dos fallecidos, la bacteria ha saltado a los medios de comunicación. En el caso manchego, el foco del contagio se sitúa en dos fuentes ornamentales, donde se están haciendo los contraanálisis. Las primeras instalaciones en revisarse fueron las torres de refrigeración, pero se descartó que fueran el origen de la epidemia.

Ante situaciones de este tipo siempre es conveniente recordar la necesidad de una revisión de los parámetros de mantenimiento de las torres de refrigeración, ya que es una de las instalaciones donde más fácilmente puede proliferar la bacteria y producir el contagio.

AEFYT da unas pautas de mantenimiento para torres de refrigeración y condensadores evaporativos que las empresas  deberían seguir durante todo el año para asegurarse el control de los brotes. Además, se busca que la sociedad elimine la idea de que las tecnologías del frío son las causantes de los brotes de legionelosis.

Una de las pautas más importantes es aplicar los Reales Decretos vinculados a las medidas higiénico – sanitarias, con las consecuentes limpiezas periódicas y mantenimientos recomendados por los fabricantes. Además, hay que vigilar el emplazamiento de la torre para alejarla de las zonas de paso, y controlar el estado del equipo. No se debe escatimar en la renovación de las piezas necesarias. AEFYT nos recomienda además un minucioso control de las redes de suministro de agua, y que el mantenimiento sea realizado por profesionales.

Desde T-Soluciona recomendamos, además, contar con un sistema que controle la bacteria para evitar posibles brotes de legionelosis. El dispositivo Aquaprotect de Alfa Laval es el complemento perfecto para el mantenimiento de las instalaciones de calefacción. Aquaprotect calienta el agua hasta 70ºC, eliminando las bacterias de legionela.

Así, un mantenimiento correcto de las instalaciones, unido a la tecnología anti legionela de los fabricantes, aseguran que las torres de refrigeración estén limpias y libres de la infección.

Publicado el 30 de diciembre 2015 en: Articulos técnicos, Noticias
Compartir en: Linkedin Google +