8 claves de la eficiencia energética para el sector de la climatización

eficiencia energetica

La eficiencia energética para el sector de la climatización en 2016

El concepto de eficiencia energética ha adquirido una gran relevancia en todo proyecto de climatización de una nueva instalación. Los objetivos de cualquier sector industrial se orientan hacia el ahorro energético como una baza fundamental en la rentabilidad futura de la inversión por parte de la propiedad. Desde este punto de vista, las tecnologías están mejorando y dotando de la necesaria eficiencia cualquier obra nueva o mejora en forma de rehabilitación. Un buen ejemplo de ello lo encontramos en fabricantes como Alfa Laval o Teva, que forman parte del catálogo de T-Soluciona .

Desde T-Soluciona queremos destacar nuestro compromiso con el ahorro energético y proponemos 8 claves para alcanzar una correcta eficiencia energética en todo proyecto de climatización y refrigeración:

  • Mantenimiento: Un correcto mantenimiento de nuestra instalación permite detectar cualquier fallo y corregirlo a tiempo. Se recomienda hacer controles periódicos para comprobar el estado de las maquinarias, además de limpiezas frecuentes y programadas para aumentar la vida útil del producto en cuestión.
  • Aislamiento térmico: El aislamiento de una instalación es fundamental para garantizar la eficiencia de un edificio o construcción. Un fallo en el mismo puede suponer una fuga que suponga un derroche de energía y que en definitiva lleve aparejada unos costes económicos. Debemos asegurar el aislamiento adecuado dependiendo de la instalación donde estemos trabajando.
  • Rentabilidad: Algunos productos industriales son más económicos que otros y cuando nos enfrentamos a costes elevados en una instalación puede que valoremos la posibilidad de adquirir el producto más asequible. Tenemos que tener en cuenta que la calidad de una instalación influirá directamente en los resultados de la misma, por lo que hay que valorar la relación calidad y precio de cada producto y el servicio de mantenimiento post-venta.
  • Rodéate de expertos:  a lo largo del año se producen jornadas,  encuentros y conferencias sectoriales en materia de eficiencia energética que pueden ofrecer recomendaciones y mejoras para tu instalación. En ese tipo de charlas suelen estar presentes proyectos empresariales de gran carga innovadora en la optimización de la energía.
  • “Energía barata”: Invertir en eficiencia energética no significa realizar grandes inversiones de capital. Se suele decir que la energía más barata es la que no se consume. Que los sistemas de climatización contemplen automatismos para mantener la instalación en temperaturas con valores límite, sistemas de regulación por zonas y en función de la demanda evita el consumo indiscriminado y optimiza el gasto energético.
  • Correcta gestión de la energía: En una instalación la energía se maneja en gran cantidad, por lo que una correcta gestión de la misma puede suponer un ahorro significativo. Tener en cuenta aspectos como la corrección del factor de potencia o de medición y la supervisión remota del consumo energético y de la potencia es fundamental. Ajustar al mismo tiempo los consumos de energía a las variaciones de la demanda térmica como comentábamos en el punto anterior sólo es posible mediante sistemas de control de la gestión.
  • Rehabilitación: No sólo el mercado de obra nueva permite concebir medidas de eficiencia energética. Si tenemos una instalación en un edificio antiguo, debemos tener en cuenta que los usos que se le han dado en el pasado no suelen ser los más eficientes. Podemos hacer una ampliación del edificio, rehabilitarlo energéticamente o cambiar la disposición de las estancias. La rehabilitación energética  suele ser una recomendable opción a la hora de generar ahorro de costes en el futuro de la propiedad.
  • Recuperación de la energía: Proyectar instalaciones que recuperan la energía que ellas mismas generan permite un ahorro energético constante. Aprovechar el aire y el agua exterior, el enfriamiento evaporativo, la condensación y la transferencia de calor forman parte ya de medidas necesarias en los sistemas de climatización y refrigeración.

Son claves que cualquier proyecto integral de climatización y refrigeración debe considerar en sus planteamientos, que favorecen no sólo la rentabilidad económica de una instalación sino también la responsabilidad social de las empresas en relación al medio ambiente.

Contacte con nosotros, estaremos encantados de poder asesorarle personalmente en cualquier asunto referente a sus proyectos.

t-soluciona

www.t-soluciona.com      91 168 07 82      info@t-soluciona.com

Publicado el 3 de febrero 2016 en: Eficiencia energética, Noticias
Compartir en: Linkedin Google +